Sonrisas y lágrimas

Semillas del Verbo 24. ¡No! ¡No es el musical de 1965, “sonrisas y lágrimas”! La Navidad llena todo de sonrisas, pero también de lágrimas. Es el caso de Darcy que con sus tres años no quería salir de ángel en la obra de Navidad sino de Spiderman. Tal fue el berrinche que padres y maestros capitularon. Al final, al lado de los pastores, allí estaba Spidergirl toda sonriente y feliz. ¡Nada que decir de las risas de todos los que estaban allí!

Estas lágrimas nos hacen sonreir. Las que no lo hacen son las de la gente de Israel y Gaza que también celebrarán la Navidad. ¿Y en Ucrania? Cuántas familias van a saludar el 2024 con lágrimas en los ojos… Pero es que la primera Navidad también fue un poco así. José y María no encontraron sitio en la posada y Jesús tuvo que nacer en un pesebre. Y encima, tuvieron que huir después a Egipto porque Herodes buscaba matar al niño.

Ellos vivieron en carne propia lo que tanta gente está viviendo hoy en día. Dios, se hizo hombre, abrazando toda nuestra realidad humana y dándole una esperanza desconocida. ¿Cómo entender sino el “esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva donde habite la justicia”? Y sin embargo ese es el mensaje de Navidad que aparece tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo. Celebrar la Navidad comiendo, bebiendo y disfrutando juntos no es un pecado. ¡Al contrario! Lo que sí lo es, es olvidar que TODOS tienen ese derecho.

Creo que no es casualidad que precisamente este 10 de diciembre se cumplieran 75 años de uno de los compromisos a nivel mundial más significativos. Es la Declaración Universal de los Derechos Humanos, firmada por la ONU, como respuesta a los “actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad” en la II Guerra Mundial. Tranquilos…. No voy a meterme en cada uno de sus 30 artículos. Pero, sinceramente, ¿cuántos de nosotros los conocemos? Y sin embargo, junto con la Biblia es el documento más traducido del mundo.

Para mí, la Navidad y la DUDH tienen mucho en común. Las dos pueden sonarnos, pero de ahí a saber su contenido…. Yo os invitaría a meteros… Estoy convencida de que, en la medida que las conozcamos y vivamos, nuestras sonrisas serán cada vez más sinceras. Y sé que también nuestras lágrimas sabrán aún más a cariño, preocupación y responsabilidad.

Rosario Garrido SEMD

¡Un abrazo a todos!

¡Feliz Navidad y un más feliz año 2024!!!!

Si quieres leer la anterior AQUI

ula donieckaSonrisas y lágrimas