Quiero seguir dando y recibiendo su amor

22 marzo, 2020
  • 0
  • Testimonios

Quiero expresar con qué ánimo vivo y qué han significado para  mí estos tres días de convivencia en San Juan de Aznalfarache

 

Llegaba a ella pensando que me iba a venir bien y con ilusión. Lo primero que destaco es la acogida que nos hemos dado en esos día tanto los amigos de siempre como las personas que me eran desconocidas. Parecía que nos conociéramos de toda la vida. Lo bueno de una convivencia es que te hace parar, yo que me quejo tanto de andar todo el día con prisas. Me ha hecho pensar en Jesús, en lo que significa para mí, en mis reacciones ante determinadas experiencias de los compañeros,… Todo esto me ha removido bastante.

 

No puedo decir que haya habido un momento clave que yo haya notado como determinante, creo que lo que me ha marcado ha sido el conjunto de todo el fin de semana.

 

Recuerdo especialmente el momento de confesarme. Me sentía con Pedro, el sacerdote, como si hablara con un amigo. Al finalizar fui a abrazar al Cristo que teníamos en la sala. Ese abrazo ha significado mucho para mí. Sentí que estaba abrazando a un ser querido. Soy una persona que necesita abrazos para reponerme del día a día y esto mismo sentí al abrazar a Jesús en a cruz.

 

Me ha marcado mucho el tiempo de silencio, de meditación, de dejar que todo lo vivido ahondara en mi corazón. Me gustaría sentir lo que sienten Mª José  o Juana, que nos acompañaban en la convivencia, ese amor desmedido por Jesús. Pero yo aún no lo experimento, al menos así. Voy tipo “tortuga” pero sé que Él es importante en mi vida y que quiero más y que su amor es como una leve lluvia que va mojando el terreno.

Lali

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ula donieckaQuiero seguir dando y recibiendo su amor