Por lo bello a lo eterno 11

Una buena foto

Hoy quiero que charlemos de todo lo que se puede transmitir con “una buena foto”. ¿Qué piensas? En mi comunidad hay una misionera que se llama Rita y es una apasionada de la fotografía. Es un arte, realmente, captar el momento, la sonrisa, la vivencia, el recuerdo, las sensaciones y emociones en una fotografía.

Antiguamente, no hace tanto, teníamos las cámaras de fotos que sólo te permitían hacer 16 o 24 fotos con el carrete que tenías que revelar después en la tienda. Hoy con los teléfonos hacemos fotos de buenísima calidad, comparables con cámaras de profesionales. Y además, no hace falta revelar. En una salida con amigos podemos hacer entre 30 y 80 fotos, o más.

Saborear y disfrutar

Detrás de las fotos tenemos el deseo, tan humano, de recordar. Volver a saborear y disfrutar de aquellos momentos que no queremos que pasen nunca. Por ejemplo, un cumpleaños, una boda, el nacimiento de un bebé, las vacaciones de toda la familia juntos, etc. O por otro lado, seguimos llorando cuando recordamos algunos circunstancias dolorosas que pasamos juntos también al ver las fotos. Cuando, por ejemplo, el abuelo falleció y nos juntamos todos.

Yo, personalmente, no me canso de mirar algunas fotos que, en el teléfono o en papel podemos tener y te introducen en todo lo que viviste allí. Hasta recuerdas los olores, los sabores de esa comida, y las sonrisas de las personas con las que compartiste.

Hoy os invito a contemplar esta foto de un pescador en pleno mar. ¿Qué te gusta? ¿Qué ves? ¿Te gustaría estar con él en la barca o no? ¿Por qué? ¿Qué sensaciones te provoca? ¿Qué sueños te inspira estar allí? ¿Tienes miedo o te da agobio? ¿O prefieres mirar desde lejos como Rita cuando hizo la foto? ¿Quieres quedarte en la orilla contemplando?

Me encantaría que me mandaras tus impresiones y comentarios de esta foto.

Ana Palma SEMD Filipinas

Si te perdiste la anterior AQUI

 

ula donieckaPor lo bello a lo eterno 11