Existe otra corriente en este mundo que atraviesa fronteras

13 enero, 2020
  • 0
  • Testimonios

Imagina un lugar en la tierra y en ese espacio miles de personas de todo el mundo: mezcla de lenguas, de color de piel, costumbres, sonrisas. Todas estas personas juntas del veintiocho de diciembre de 2019 al uno de enero del presente año. Wroclaw y Cristo. Un suelo común, un fundamento común para una Iglesia en su diversidad. Así hemos vivido el Encuentro de Taizé en Wroclaw: una experiencia de confianza, cordialidad, alegría, paz, fraternidad.

 

 

Siento que ha sido una experiencia humana y una experiencia de fe. Humana,  porque  veces pensamos que ya nada nos puede sorprender, pero en cada persona es posible encontrar siempre algo original. Cada uno es diferente, único, con su manera de pensar, sus sueños y su historia. Las conversaciones entre nosotros nos abren, nos abren a otras realidades. El encuentro en Taizé, ha sido un encuentro fraterno que nos abre a otras realidades, donde hemos podido fraternizar los hinchas de equipos rivales, personas de diferentes nacionalidades,…

 

Participar en este evento me ha regalado la sorpresa de  encontrarme con jóvenes que han sido capaces de salir de una Nochevieja habitual  típico para encontrar una forma nueva de vivirla en la fe. Me ha impresionado acabar cada tarde al pie de la cruz, y sentir que todos le confíabamos a Jesús nuestra gratitud, nuestras preocupaciones, problemas personales y lo que nos duele de nuestro mundo sabiendo que Él vela por nosotros y con nosotros

 

Después haber pasado unos días en casa de familias, que nos acogieron bajo su techo cuando hasta entonces éramos para ellos “unos desconocidos”; después de caminar personas de tan diversa procedencia  por la ciudad, compartiendo en los diferentes encuentros, orando juntos,  después de haber compartido en las comidas y de pasarlo bien juntos, puedo decir que es posible un mundo de hermanos. Tenemos en nosotros mismos la capacidad de vivir en paz en este mundo, más allá de divisiones y diferencias.

Magda Górna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ula donieckaExiste otra corriente en este mundo que atraviesa fronteras