CUESTIÓN DE AGENDA

Vivimos en un mundo acelerado. Todos los días tenemos tantas cosas

27 noviembre, 2020
  • 0
  • Reflexiones

Vivimos en un mundo acelerado. Todos los días tenemos tantas cosas que hacer, … La agenda está llena desde hace varios meses, nuestras pantallas tienen muchas ventanas abiertas al mismo tiempo, vamos siempre de prisa por la calle, en el metro, en el autobús o lidiando con el tránsito en nuestro vehículo. Parece ser que alguien nos ha dicho que mientras más cosas hagamos (aunque no siempre bien hechas) tendremos más éxito. Nos da la sensación de que, si no estamos haciendo algo “productivo”, estamos perdiendo nuestro tiempo.

La mayoría de las veces, nuestra aceleración cotidiana está en detrimento de nuestra capacidad de encuentro. Estamos tan ocupados que no tenemos tiempo para el encuentro con los demás: con los cercanos, la familia, los amigos, los que nos rodean. No tenemos tiempo para encontrarnos con el mundo que nos rodea: la naturaleza, las aves, el viento, el sufrimiento humano…en definitiva no tenemos tiempo para encontrarnos con nosotros mismos, para profundizar, para conectar con lo que nos habita.

El Señor nos invita a valorar el tiempo que podemos estar con Él, a buscar espacios en nuestras saturadas agendas para el encuentro con el mundo, con los demás y con nosotros mismos. A buscar, al menos, pequeños espacios para vivir más profundamente.

Te invito a que esta semana tengas un tiempo de calidad contigo mismo. Que tomes conciencia de las cosas que vives que más te hacen sufrir, o las que más te apasionan. Dedica un tiempo especial para una conversación con un amigo. Quizá con ese amigo con el que llevas tiempo postergando quedar porque sabes que no será un cuarto de hora. Y también disfruta de un tiempo sereno de relación con Jesús, donde puedas percibir su mirada frente a ti, su gratitud, su compasión. Que tu agenda no te robe las cosas importantes de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rafael anitoriCUESTIÓN DE AGENDA