3 historias

Semillas del Verbo 25. “Algunas de las cosas que descubrimos en la ciencia son tan impresionantes que he decidido creer en Dios”. Estas palabras son de un austriaco, premio Nobel de Física 2022, Anton Zeilinger. Lo sorprendente es que a mí me pasó algo por el estilo, sin ser premio Nobel, ni científica. Soy del montón y de letras. Dios me salió al encuentro también y lo hizo a través de personas. Por eso, estas 3 historias me parece que expresan a la perfección lo que quiero decir..

La primera, la de Edoardo Santini. En el 2019, este muchacho ganó con 17 años el concurso “El hombre más guapo de Italia” y ha sido considerado uno de los modelos más cotizados de Europa. “En los últimos años -dice en su cuenta de Instagram- he encontrado  jóvenes que me han hecho plantear seriamente una cuestión que yo mismo evitaba por miedo: ¿Será que Dios me llama al sacerdocio? No sé la respuesta, pero lo que sí sé es que no me voy a arrepentir de embarcarme en esta aventura. Desde entonces estudio teología y trabajo en dos parroquias. Y ahora puedo gritar sin miedo: me llamo Edoardo, tengo 21 años y soy feliz”.

 

La otra es la de Daddy Yankee. Este rapero puertorriqueño, al final de su concierto “la Meta”, anunció algo que nadie se esperaba: “Se acabó una historia -dijo- y ahora empieza otra. Durante mucho tiempo he intentado buscarle sentido a la vida llenándola de todo… Aparentaba ser feliz, pero no lo era. Y esa etapa de mi vida acabó. Esta noche os puedo decir a todos, sin avergonzarme, que !Jesús vive y yo quiero vivir para Él¡ ¡Por fin llegué a la meta y ME SIENTO LIBRE!” Este es el mensaje que 33,5 millones de seguidores leyeron en su cuenta de Instagram.

 

Y la última historia: la de Patrick van der Vorst . Es un comerciante belga de arte de la conocida casa de subastas Sotheby’s en Londres. Antes había estudiado Derecho e Historia del Arte y, pese a ser una persona de éxito llena de dinero, confiesa: “Siempre me consideré un hombre feliz, pero con una sensación de tristeza que me acompañaba todo el tiempo”.

Apasionado por su trabajo, una duda crecía en él: “¿Estaré dedicando mis energías a lo que toca?”. Poco a poco la llamada de Dios se hacía cada vez más fuerte en él. No le fue fácil decidirse a entrar en el seminario, pero lo hizo. Hoy día es sacerdote en una parroquia al norte de Londres. Su web Christian Art es visitada al día por más de 70.000 lectores. Y en ella dice con todo su humor: “¡Soy feliz! Dejé mi casa (¡y mi perro!), pero he descubierto que ahora cualquier sitio es mi hogar”.

 

Hay muchas más historias…. Éstas 3 historias son sólo las que abrieron su puerta a Dios.

¿Le abrimos nosotros también la nuestra?

Rosario Garrido SEMD

Si quieres leer la última AQUI

ula doniecka3 historias