You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Es el tiempo de Africa

   Este verano es apasionante para los Servidores del Evangelio de Dapaong. Hace dos años se hizo una misión popular en un pueblo de la diócesis durante las vacaciones de Navidad. Para el evento se prepararon las hermanas junto a una docena de jóvenes voluntarios con meses de antelación.

 

   Se visitaron las chozas en el nombre de Jesús y se hicieron actividades para anunciar su amor a todos. La misión entusiasmó de tal manera a los jóvenes que este año unos treinta jóvenes se apuntaron para participar de la misión á Bombuaka, un pueblo á 16 km de Dapaong, la segunda semana de julio. En un fin de semana de preparación participaron 22 jóvenes; desgraciadamente todos no podrán después venir a la misión debido a los exámenes de acceso a la universidad que coinciden con las mismas fechas.

 

   No irán sólo las hermanas con los jóvenes también irán dos hermanos consagrados de la comunidad con ellos: Alceu, sacerdote africano cabo verdino que vive en Argentina, y Pablo, joven misionero argentino. Su presencia es una fiesta para los jóvenes y para las hermanas. Su presencia,  al mismo tiempo, es la oportunidad para los chicos interesados de conocer la parte masculina de los Servidores de acercarse más y tomar contacto con ellos.

 

   Con ese motivo este año hemos programado dos “sesiones vocacionales”. Son días de convivencia para dar a conocer la comunidad y discernir la vocación personal tanto de chicos como de chicas jovenes. La primera ya la hemos tenido y reunió a unos siete jóvenes para un día vivido con mucha alegría y familiaridad. Las hermanas y los hermanos sobre todo, fueron “acribillados” con preguntas.

 

   Para la segunda sesión se espera un grupo más grande de jóvenes durante tres días (del 29 de Junio al 2 de Julio)  la haremos en el mismo pueblo de la proxima misión, Bombuaka.

 

   Después de este tiempo intenso compartido con la gente de Dapaong los hermanos iran a Lomé para participar de una misión de tres dias en la capilla donde trabajan las hermanas de Lomé. “Es el tiempo de Africa” – donde en medio de muchas dificultades los jóvenes despiertan a la fe en Jesús y a querer anunciarlo. No nos sentimos dignos de vivir todo esto pero somos testigos de que Dios es grande y sigue llamando hoy.

Un abrazo grande

Maria Amparo checa, Cristina Salido, Christa Wanning.

 

UA84280771-1