Sobre el logo

Explicación

Las dos manos de Jesús lavan nuestro pie como símbolo de su amor y misericordia por nosotros.
De la misma manera, realizando nuestra misión también nosotros queremos abajarnos a lavar los pies de cada hermano.

dos manos lavando un pie

Dos manos lavando un pie

Silueta de Cristo en la cruz

El efecto de una gota de agua

Juan 13, 1-5

«Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Durante la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle, sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía, se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó. Luego echa agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los discípulos.»

Juan 13, 34-35

«Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros.
Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros.
En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros.»

adminSobre el logo