You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

¡A por ello!

 

 

  El domingo, 10 de julio se celebraba la última sesión de la Escuela de Evangelización en el curso 2017/2018.  En esta ocasión, optamos porque fuera un día en familia, con la posibilidad de participación de los miembros familiares y luego al final una evaluación, ya sólo para los que participamos en la escuela propiamente. Compartimos, proyectamos y fuimos enviados “todo lo recibido es para darlo”.

 

   Empezamos la mañana con una caminata por el bosque de Val de Nazar. Hemos hecho varias paradas en la caminata con diferentes dinámicas para niños y mayores. Participamos en la Misa de la parroquia san Jerónimo en Val de Luz seguida de una comida. Disfrutamos mucho en un rato de juegos al que se unieron los niños atraídos por las carcajadas de los mayores. Han debido de pensar: “¡éstos se lo pasan mejor que nosotros, vamos a ver qué pasa allí!”

 

   Luego llegó la parte de trabajo duro que consistió de tres partes:  evaluación del curso, proyección del próximo año y compartir algunos ecos del Belén (la Asamblea general de la comunidad que tuvo lugar del 20 de abril al 6 de mayo en Espinosa). La brocha de oro fue el envío misionero al final porque todo lo recibido es para darlo.

 

   Por un lado, estamos contentos porque hemos crecido en el espíritu misionero y en valentía para definirnos como creyentes en nuestros ambientes. La metodología de la Escuela ha gustado mucho, hemos avanzado en capacidad de sacar adelante juntos días de convivencia como han sido la fiesta de Navidad y Pentecostés.

 

   Por otro lado, vemos que todavía tenemos que lanzarnos más a la hora de invitar a los demás a las actividades y lograr juntos que otras personas tengan un encuentro personal con Cristo. Por eso el objetivo principal del próximo curso es preparar una convivencia de un fin de semana e invitar a las personas a participar de ella. ¡A por ello!

 

Ula

 

 

UA84280771-1