You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

En la onda de Francisco

 

 En la onda del Papa Francisco fueron dichas las palabras de monseñor Maletti a las comunidades de Latinoamérica animando a la renovación de la vida consagrada, con con su característico humor y en un tono fraterno.

 

 

  Para finalizar los ejercicios de mes en Argentina, dónde estábamos reunidas todas las comunidades de América Latina, que se realizaban en Merlo-Moreno, tuvimos la suerte de recibir la visita de nuestro padre obispo Fernando Maletti.

 

  En este clima precioso de conversión y renovación en el que nos encontramos también nos habló de la renovación en la vida consagrada, basado en la enseñanza del Papa Francisco.

 

 

  En un día muy caluroso compartimos con él la enseñanza de la mañana, el almuerzo, la enseñanza de la tarde con sus ecos, y la misa.

 

  Además de la enseñanza transcrita en el papel, en tono humorístico y fraterno nos trasmitió mucha de su sabiduría y experiencia en el caminar espiritual. Acá dejamos algunas frases atrapadas al vuelo:

 

1.- Los consagrados son primero que todo bautizados, y como consagrados fieles no se buscan así mismos sino la gloria de Dios y el bien de la gente.

 

2.- El mejor signo de madurez es la confianza y el compromiso. Nos sacan de lo estático, lo individualista, lo unilateral, y nos lleva a madurar nuestros modos de resolver los problemas.

 

3.- Madurar no es un concepto botánico que es que cuando estoy podrido me vengo abajo.  Es un llamado para toda la vida, un camino hacia la plenitud.  Debemos madurar espiritualmente toda la vida y eso requiere crecer en estas dos palabras confianza y compromiso.

 

Lo contrario de la confianza es la desconfianza, los miedos. Y lo contrario del compromiso la mediocridad, la tibieza.

 

4.- Ser fiel ahora aunque hayamos sido mediocres antes, o tengamos bolsones de infidelidad.

 

5.- Llamar es dar la libertad de responder. Amor con amor se paga.

 

6.- El punto más claro para ver la consagración es ver si sos un cilicio para con quienes compartes la vida. Se ve en los vínculos que generas.

 

7.- La novena bienaventuranza: Felices los que empiezan una y otra vez, y no desfallecen.

 

8.- El Papa lo pide con fuerza,  Servidores no bajen los brazos, y también en este intento de multiculturalidad. Mantener vivas las utopías.

La utopía  es el sueño de Dios, no es una fantasía, es el ahora sí y todavía no.

 

9.- Dios es padre y madre; es esposo; es hijo; y es hermano.

 

10.- Debemos pensar también en qué tenemos que desaprender.

 

11.- Donde hay servidores debe haber comunión, debe haber alegría.

 

12.- Las motivaciones de mi sí no deben ser las mismas que al inicio sino me vuelvo un frustrado, un cascarrabias, una persona difícil para las demás.

Mi sí ha de ser con la calidad de la primera vez, y la profundidad de la última vez.

 

Mónica Arca

Buenos Aires, febrero 2018

 

 

UA84280771-1