JÓVENES, ¡USTEDES NO TIENEN PRECIO!

¿Alguien piensa que los adolescentes en Corea están comprados por la

Nuestros jóvenes misioneros extraordinarios y valientes, «el presente de Dios»

Me brota del corazón con alegría exclamar: “GRACIAS PADRE, Señor del cielo y de la tierra”

Roma quiere hacer Vida el sueño de Dios

Plantearse cuál es nuestra llamada, nuestra vocación significa ir contra corriente (“¡tenemos vocación de salmón!”), pero si no elegimos hoy, ¡la vida elegirá por nosotros!

¡Levántate! Jóvenes Servidores en Misión

Yo creo que los jóvenes solamente necesitan ser “contratados” por Jesús a través de personas que crean en ellos y que se jueguen la vida por ellos.