You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Martin Valverde visita la Comunidad de Miilya, Galilea

 

 

   ¡Un grupo de 75 mejicanos visitó Tierra Santa! Hasta aquí nada de extraordinario si no se añade que entre ellos estuvo Martín Valverde, cantautor cristiano y José Prado Flores , impulsor de las escuelas de evangelización católicas. El guía de esta peregrinación fue Elías Samaan, servidor del Evangelio en Galilea. Y así fue como en la noche del 17 de Mayo, venidos de Nazaret, cansados de todo un día de peregrinación, llegan a nuestra casa.

 

   Lo primero fue entrar a la capilla, “a saludar al jefe”. Dimos una guitarra a Martín que la miró sonriendo como quien dice: “mi compañera de misión que no puede faltar”. Después de unos segundos en silencio comenzó a tocar: “Te alabo en verdad”. Una canción que sentíamos muy aplicada a nosotras, misioneras en el mundo árabe, donde a veces, por la dificultad del idioma, faltan las palabras para expresarse uno con la gente y con Dios… “Aún sin muchas palabras,... Aún lejos de los míos ...Te alabo, te alabo en verdad”. Dimos gracias a Dios por Su presencia viva entre nosotros y compartimos cada uno como Cristo nos alcanzó hasta hacernos sus misioneros. Fue un momento de tocar el Amor y la creatividad de Dios para buscar a cada uno. Días más tarde nos contó la esposa de Valverde que ese momento le tocó mucho.

 

   Para terminar este primer encuentro, José Prado Flores, nos leyó el pasaje del evangelio Mt 25,14-30, sobre los talentos. Nos hizo poner la atención en que el Señor dio​ los talentos y la diferencia entre los que recibieron​ 5 y 2 talentos y el que “recibió” apenas 1, es que este último no hizo suyo el talento: “Aquí tienes lo que es tuyo”(v25), no es mío. Esto es, nunca lo recibió, no se dejó amar hasta aceptar este talento, disfrutarlo y hacerlo fructificar. Dios se regala y sólo quiere que nos dejemos amar, aún sin merecer.

 

   El Domingo de Pentecostés tuvimos el regalo de participar del concierto que Valverde dió en Jerusalén. Fue el 20 de Mayo, y contó a los presentes que un año antes sufrió un accidente de coche con su familia al que sobrevivieron por puro milagro. Fue un concierto donde el artista principal fue el Espíritu Santo y donde el Amor de Dios se hizo Canción. Ese Amor que le inspira y que ahora lo puso por escrito en el libro:”Nadie te ama como yo”. Cuenta su testimonio totalmente convencido de que Dios quiere regalar a cada uno de nosotros Su misericordia hecha carne en la Cruz. Misericordia capaz de hacernos criaturas nuevas ;-)

 

Paula G.

UA84280771-1