You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

“La alegría de hacer felices a los demás”

El día del Domund 2018 lo hemos celebrado y vivido en plena misión.

 

   Este año decidimos hacer dos grupos: uno con adolescentes y familias y otro grupo con jóvenes.

El primer grupo estuvo de misión en nuestros barrios. Se repartieron en varios equipos y fueron a las zonas más alejadas para llevar un mensaje de esperanza y rezar en las casas llevando la presencia de la Virgen. El mensaje iba dentro de un globo como señal de fiesta y alegría. Fue muy bueno que estuvieran mezclados adultos, adolescentes y niños.

 

   Fue una experiencia preciosa para cada uno. Pudieron experimentar la alegría de darse, de compartir la fe y que no hace falta tener mucho para hacer felices a los demás.

Estuvieron toda la mañana hasta la hora de la comida. Para muchos, tanto adolescentes como adultos, era la 1ª vez que salían de misión y disfrutaron mucho. Todos quieren repetir.

 

   El grupo de jóvenes nos fuimos de misión a Santa Barbara, otra localidad cercana a la nuestra, a uno de sus barrios donde hay una pequeña comunidad de Los hijos de Santa María Inmaculada (son dos sacerdotes) junto con la comunidad parroquial. Estuvimos todo el día compartiendo con los jóvenes de esta parroquia. Hubo momentos de reír, jugar, trabajar juntos, celebrar la Eucaristía y salir de misión por la tarde. 

 

   También para la gran mayoría era la primera vez que hacían una actividad misionera y estaban impactados del bien que pueden hacer sencillamente visitando una familia, a un enfermo, o a una persona que está sola. Esto les hizo descubrir, que sus vidas son muy valiosas y que hay mucha gente que les necesita, como dice el papa Francisco en el mensaje del Domund dirigido a ellos. Pudieron vivir en carne propia que estas palabras son verdad y que pueden hacer mucho bien.

Damos muchas gracias a Dios y a la comunidad de fe que allí nos recibió que se derrocharon en amor y generosidad con muchos detalles de cariño y de entrega, haciendo posible que este día fuera inolvidable para los jóvenes. 

 

Manoli Sanchez, desde Malasiqui /Filipinas Octubre 2018