You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

En las huellas de los primeros misioneros patagónicos

 

 

   ¿Qué mejor manera de comenzar nuestra evangelización en Bariloche que regresar a sus raíces de fe? La evangelización a orillas del lago Nahuel Huapi, fue iniciada por los jesuitas de Chile y tuvo lugar de 1670 a 1717. Irene y Catherine fueron invitadas a una peregrinación para ver las iglesias de Chiloé y Achao y descubrir los lugares donde la iglesia misionera tenía sus raíces.

 

IMG-20180501-WA0061 IMG-20180501-WA0061  

 

 

   Las iglesias de Chiloé son un recordatorio viviente de dónde los primeros misioneros de nuestra área tenían su base espiritual y desde donde partieron para evangelizar a los Poya, los indígenas que estuvieron presentes antes de la invasión de los Mapuches. En Achao pudimos ver la imagen original de Nuestra Señora de la Poya que acompañó a los misioneros y fue preservada después de la destrucción de la misión y llevada de regreso a Chile. Fue rebautizada como Nuestra Señora de Nahuel Huapi y su copia está en nuestra Catedral de Bariloche.

 

   Caminamos en los pasos de estos primeros misioneros heroicos que dieron sus vidas para evangelizar a los indígenas de la zona. Arriesgaron todo para llevar el Evangelio a un pueblo desconocido y murieron mártires. El lugar de la misión fue quemado y destruido en 1717, pero la imagen de Nuestra Señora de Nahuel Huapi sobrevivió. Es un símbolo de que la semilla de la fe que se sembró en ese momento se está cosechando en la Iglesia de Bariloche hoy, siglos después. Es una señal de que estamos llamados a darnos gratuitamente y con generosidad, sabiendo que nuestras vidas darán fruto que durará, lo veamos o no.

 

Achao Achao  IMG-20180501-WA0063 IMG-20180501-WA0063  

 

   Formamos parte de un variado grupo parroquial acompañado por el padre Jorge. Fue una experiencia que nos unió mientras compartíamos nuestras impresiones y nuestras experiencias. Esta experiencia de ser hermanos en la fe también se extendió a los dos países que forman la Patagonia. En el límite de Chile y Argentina hay una estatua de Nuestra Señora de la Paz que vela por ambos países, así como Nuestra Señora de Nahuel Huapi preside Achao y Bariloche creando la fraternidad entre las dos iglesias.

IMG-20180430-WA0035 IMG-20180430-WA0035  

 

 

   También fue una inspiración personal contemplar la entrega de nuestros padres en la misión. Estamos llamados a ser los misioneros de hoy y seguimos los pasos de aquellos que nos han precedido. Nuestra entrega se inicia en nuestras decisiones diarias. Es un momento para conocer esta zona de la Patagonia que Dios nos ha confiado y valora mucho, y para aprender a amarla como Él lo hace. Tiene sus raíces de fe que estamos llamados a regar y nutrir, tiene su Iglesia viva a la que estamos llamados a servir y sus jóvenes que están esperando oír la Buena Nueva del Evangelio para sus vidas de hoy.

 

 

 

Catherine W.

 

 

 

UA84280771-1