You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Jóvenes buscando sentido: llamada y búsqueda

Nuevamente con ocasión de la realidad de la fiestas de acogida al novato en la universidad de Coimbra, las misioneras nos comparten lo que han vivido entre los estudiantes también en las situaciones más difíciles que se dan en estos días.

 

Coimbra, 23 Octubre 2014

La noche es especial, algunas noches traen recuerdos de alegría, y otras de tristeza y soledad... Para los estudiantes las noches son momentos de fiesta, no es necesario una escusa para salir, encontrarse com los amigos... Pero hay momentos en que la ciudad se prepara para la fiesta En los días 14-19 de Octubre hubo en Coimbra las fiestas de acogida al novato de la Universidad. Son fiestas en que cada noche hay un concierto y los estudiantes vaguean por la ciudad, cantando, charlando, casi siempre com un vaso de alcohol en la mano. Fiesta y momentos de diversión que, muchas veces por los excesos se transforma en pesadilla. Los estudiantes consumen mucho alcohol, a veces necesitan apoyo médico, otras se pierden de sus amigos y se encuentran solos... De nuevo sentimos que no podíamos quedarnos en casa, que su necesidad nos llamaba... Sabemos que podemos hacer muy poco, pero eso poco para algunos tiene todo el sentido.  Íbamos un grupo eclesial, un sacerdote franciscano conventual, jóvenes de dos diferentes grupos franciscanos de la diócesis, un chico de la comunidad Emanuel y nosotras, María y yo, misioneras. Queríamos ser la presencia de Jesús en medio de ellos y de escuchar que puede el Espíritu estar hablando a través de ellos. Íbamos com agua, azúcar y com ganas de estar, sabiendo que en estos momentos quien obra es el Espíritu Santo. Hemos acompañado a estudiantes caídos, llevado a algunos a sus casas. Hemos dialogado con aquellos que nos pedían razón de lo que hacíamos... Muchos se sorprendían por la gratuidad, en algunos surgía el deseo de vivir más atento a los demás, en otros el deseo de hablar de espiritualidad... Nos surgen preguntas: ¿Cómo vivir una vida que les sea llamada? ¿Cómo poder transmitirles el verdadero valor de su vida? ¿Cómo ayudarles a elegir lo que quieren vivir, defendiéndose de lo que se les invita a vivir por parte del medio envolvente? ¿Cómo llegar a su vida antes de tener que llamar una ambulancia por un coma alcohólico? Pero el fruto más grande fue ver que las obras de Dios empiezan de una forma muy sencilla y pequeña, que se afirman en la gratuidad y en la perseverancia, y que cuando damos a Dios espacio y tiempo para actuar, Él lo hace. Hemos ido a su encuentro donde ellos están, estamos dispuestos a estar con ellos, no tenemos otra cosa que hacer en esos momentos. Los estudiantes nos van conociendo, cuando ven necesario nos llaman pidiendo ayuda, nuestra presencia les cuestiona. Algunos nos dan sus contactos porque tienen mucha sed de sentido.... Vemos que los estudiantes necesitan y buscan alternativas, buscan sentido, saben que lo que viven no les lleva a ninguno lado, sin embargo no conocen alternativas que les convenzan y eso se hace para nosotros llamada y búsqueda!

UA84280771-1