You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Iza: "Mi vida es para Vos y para tu Iglesia"

Los ejercicios de mes de las comunidades de Europa y África terminaron con una gran alegría por la renovación de las promesas de Iza Fink, que recién venida de Argentina va destinada a Polonia, nos cuenta su testimonio desde su nueva comunidad. 

 

Sopot, 09.09.2017

 

Queridos amigos, querida familia Servidora:

 

Les escribo desde Sopot ciudad del norte de Polonia, mi tierra natal. Quisiera compartirles el nuevo paso que Jesús me propuso dar en este tiempo.

 

Como saben he estado en Argentina, en la diócesis de San Miguel (Gran Buenos Aires), desde 2012. San Miguel es una diócesis preciosa, una diócesis muy misionera y con muchos jóvenes comprometidos. Jesús me regaló una experiencia fuerte de un pueblo que valora mucho la consagración y una Iglesia viva, alegre, una Iglesia que es madre, que nos cuida, donde caminamos todos juntos como pueblo de Dios y como hermanos en la fe. He disfrutado muchísimo de la cercanía de la gente, del apostolado con los jóvenes, del trabajo con los seminaristas y sacerdotes y también de la cercanía de nuestro Padre Obispo Sergio Fernoy. Ha sido la experiencia de que, en la Iglesia, Dios nos hace realmente familia.

 

 

Mi oración de este tiempo era expresarle mucho a Jesús la necesidad grande de mi corazón de pertenecerle a ÉL con todo lo que soy, de hacer SU voluntad, de ser libre para lo que ÉL y la comunidad necesite. Le decía a Jesús: "Mi vida es para Vos y para tu Iglesia. Mi vida te pertenece y no hay alegría más grande que responderte a Vos, Jesús". Rezaba mucho con la canción:

 

 “Donde quieras que yo vaya, ahí iré,

donde quieras que habite, habitaré.....

Dame lo que me pides y pideme lo que Tú quieras,

que esta vida que hoy tengo en mis manos, te la debo a Ti...”

 

 

 

 

En ese momento todavía no sabía nada de Polonia...pero hoy veo que Jesús estaba ya preparando mi corazón. Poco tiempo después de ir orando esto, surgió la necesidad de apoyar a la pequeña comunidad de Sopot/Polonia. Y entonces se nos preguntó a Basia y a mí si veríamos bien la propuesta de ir allí. Y las dos dijimos que SÍ.

 

 

Veo que Dios me ha preparado en la oración para esta propuesta de la comunidad. Y quiero responder a Jesús con todo mi corazón. Siento que es ÉL quien me llama y que mi oración de ese tiempo tenía que tomar carne, porque las opciones son el mejor lugar de pertenencia a Jesús, son lugar donde ser SUYA. Yo, por mi misma, jamás hubiera pedido irme de San Miguel. Pero justo ahí noto que es Jesús quien se lleva mi vida, es ÉL a quien sigo y a quien quiero responder y pertenecer. Y esa es la fuente de paz y alegría que llevo en el corazón.

 

 

El nuevo curso en los países de Europa empieza en septiembre. La propuesta de la comunidad era empezar el nuevo curso juntas en Polonia. Así que nos fuimos Basia y yo a finales de agosto al retiro en Espinosa (España). Ha sido una gran alegría volver a encontrarnos con todas las hermanas y hermanos de allá.

 

 

Y Jesús me tenía preparado otro regalo grandote: yo iba a renovar mis promesas en octubre 2017 en Argentina. Eso ya no era posible. Pero a Jesús no se le escapa NADA. Entonces la comunidad me propuso la renovación de las promesas al final del retiro. ¡Dios es muy bueno! Fue un momento precioso, para mí y para todos. Más allá de mi renovación, renovamos todas y todos juntos en el corazón nuestro SÍ a Jesús, ahí donde Dios nos pide a cada uno a dar la vida por la Iglesia y por todos los que ÉL nos confía. Fue un momento sencillo y a la vez muy profundo. ¡GRACIAS HERMANAS Y HERMANOS!!!!

 

 

Gracias familia por enseñarme a seguir a Jesús, por enseñarme a entregarle todo y a amarle con toda mi vida. ¡GRACIAS POR SER MI FAMILIA!!!!

 

Con mucho agradecimiento en el corazón, les mando un abrazo fuerte desde Polonia, que también es un país de mucha riqueza espiritual; un país donde la fe todavía está muy presente en la vida de muchos y hay mucha sed de Jesús! Así que, están invitados todos a Sopot ;)

 

Bueno, hermanos, estamos muy unidos en la misma misión, en el deseo de seguir a Jesús y anunciarle a los pueblos donde ÉL nos llame.

 

 

Bendiciones, Iza

 

 

 

UA84280771-1