You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Impulsados por el espíritu misionero

 

 

 

Impulsados por el espíritu misionero la comunidad de Corea nos cuenta la experiencia misionera en las escuelas de evangelización que llevan caminando con ellas dos años.

 

 

Este nuevo curso en las Escuelas de Evangelización lo empezamos con un retiro, en marzo, todos juntos: los que empezaron la Escuela hace dos años y los que comenzaron el año pasado. El lema del retiro fue “Nosotros no podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído” (Hch. 4,20), y, en realidad, ese fue el fruto del retiro y el clima en el que estamos viviendo estos meses en las Escuelas de Evangelización. Un dinamismo misionero muy fuerte, de recibir, pero también de dar la experiencia de fe que vamos haciendo, cada uno en un campo concreto de misión.

 

 

Especialmente con los hermanos que caminan ya desde hace dos años está siendo una experiencia muy bonita de misión compartida. Monika y Catarina apoyando la Escuela de Evangelización de Segundo Año, Emiliano y Rafael con el grupo nuevo que comenzó este año, Micaela, Roselina y Macarina grabando pautas de 5 minutos que mandamos por teléfono cada semana, Sonia con el grupo de niños misioneros, además de los grupos de apostolado que algunos llevan en sus parroquias.

 

 

Y el sabor que nos va dejando es la alegría de dejarnos impulsar por este Espíritu misionero que siempre nos lleva a salir al encuentro de los otros y transmitir, de la forma que sea la experiencia de fe que hemos recibido. Con palabras del Papa Francisco: “Audacia, entusiasmo, coraje, fervor apostólico” (Gaudete et Exultate nº 130)… y el deseo de que el Señor nos continúe llamando e impulsando a navegar mar adentro y arrojar las redes en aguas profundas.

 

 

María M.