You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Habla que tu siervo escucha

   "Habla que tu siervo escucha" es el deseo de dos jóvenes de Corea que se han aventurado a buscar la voluntad de Dios sobre sus vidas en el proyecto Discovery de la comunidad de Servidores del Evangelio en Corea. Nos cuentan su experiencia.

 

 

   El año pasado, en noviembre de 2017, empezamos el camino del Discovery con Hejung y Ara, dos chicas con una búsqueda fuerte sobre qué quiere Dios de ellas y cómo vivir, según el sueño de Dios, la propia vida en medio de la sociedad coreana. Tuvimos encuentros una vez al mes, en Seúl, donde profundizamos distintos temas de fe, rezamos juntas, y compartimos la vida que vamos viviendo… y que se han ido convirtiendo en un espacio precioso de ponernos juntas a la escucha de Dios: “Señor, ¿qué es lo que quieres de mi vida? Habla que tu siervo escucha” (1 Sm 3,10). Ojalá muchos más jóvenes puedan participar de estos espacios donde descubrir la propia vocación y encontrar la fuerza y la alegría de vivir según SU voluntad.   

 

   “A través de estos encuentros una vez al mes, he podido tener y cuidar el tiempo de oración, de encuentro con Dios y de reflexionar cómo Dios me está llamando. De las cosas que más me han ayudado ha sido comprender que Dios llama a cada persona de una forma distinta, y que cada uno desde lo que es y en su propia vida puede responder a esta llamada. En estos encuentros hemos podido rezar y compartir sobre las preocupaciones e inquietudes que cada una llevamos dentro y esto, realmente, ha sido un gran consuelo y fuerza para mí.” (Ara)

 

   “El año pasado, estuve en España y pude participar por primera vez en un encuentro del Discovery, que se hizo entre jóvenes de Alemania y de España. Aunque fue un encuentro corto, la experiencia que tuve fue muy profunda. Por eso ya de vuelta a Corea me alegré mucho cuando las misioneras me invitaron a seguir participando en este espacio, y, la verdad, estoy muy agradecida. Cada encuentro del Discovery me ha regalado una experiencia especial. Me he dado cuenta que la catequesis, lo que sabía acerca de Dios y la Iglesia era simplemente una pequeña parte. Por eso doy muchas gracias por tener la oportunidad de hacer experiencia más profunda sobre quién es Dios y quién soy yo” (Hejung)

 

María M.