You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Lo esencial de la Navidad

 

“Encuentra lo esencial de la Navidad” fue el lema de la fiesta navideña que se hizo en Maria Madre, el 16 de diciembre de 2017. Preparado una semana antes por los Servidores de Guadalajara consistió en un divertido teatro, testimonios de los jóvenes y adultos sobre cómo y cuándo nació Jesús en sus vidas, un tiempo de oración, la fiesta de los Reyes después de comer y un precioso concierto. El mensaje al final del día era claro: “Has encontrado lo esencial de la Navidad, ¡compartelo!”

 

 

 

¿Acaso es tan difícil encontrar lo esencial de la Navidad? Si la Navidad no consiste en hacer compras, conseguir regalos para la familia, limpiar la casa, tener luces de colores o sentimientos de soledad, ¿en qué consiste entonces?

 

 

Los Servidores de Guadalajara se reunieron una semana antes para definir qué es lo que les gustaría transmitir a la gente que participase en la fiesta. Entre ellos reinaba un clima de disponibilidad para todos los turnos y tareas que había que asumir: dar la bienvenida, preparar el café, dar testimonios, preparar un pequeño pero profundo teatrito, fregar los platos, etc… y todo esto hacerlo con alegría. ¿Por qué con alegría? Porque todos nos sentíamos precisamente al servicio de la transmisión de lo esencial de la Navidad.

 

 

El teatro de por la mañana se podría titular: “¿Qué es lo que te impide entrar en el pesebre y disfrutar de Dios?”. Puede ser el afán por tener cosas y más cosas, el hecho de poner tu alegría en ser el primero o de estar aislándote en un mundo virtual o de que el trabajo y los negocios te acaparen demasiado. Pero la humildad, el ambiente de fraternidad que hay entre los personajes de la cueva, el silencio de la contemplación de todo un Dios hecho hombre hace que las personas que se sientan atraídas y sean capaces de soltar lo que les impide entrar y disfrutar del encuentro con él y los demás.

 

 

Se pudo comprobar en los testimonios que siguieron a la escenificación que Jesús nace en la vida de las personas no necesariamente el 25 de diciembre, puede ser un día cualquiera; cuando más lo necesitaban Jesús nació en el pesebre de sus corazones y les dio capacidad para asumir las circunstancias de su vida, optar por la unidad en la familia o valorar sus vidas de una manera nueva a como lo habían hecho antes. Culminamos la mañana de testimonios con un rato de oración.

 

 

Durante la comida tuvimos la oportunidad de compartir, pues con algunos hermanos hacía tiempo que no nos veíamos. A continuación, fue la fiesta a la que se presentaron dos reyes Magos. ¿Qué pasó con el tercero? Hay diferentes hipótesis, puedes elaborar la tuya. A la fiesta se unieron los niños que tuvieron su dinámica propia por la mañana.

 

 

El concierto que dieron Fernando y Raquel, un matrimonio de Guadalajara fue la guinda de la fiesta, pudimos disfrutar de sus voces y una música bien hecha. El día terminó con la Eucaristía, celebrada por Carmelo, un sacerdote de la diócesis de Guadalajara. La Eucaristía tenía un tono de envío: fuimos rociados con colonia para esparcir el olor de la Buena Noticia que durante todo el día recibimos. El mensaje al final del día era claro: “Has encontrado lo esencial de la Navidad, ¡compartelo!”

 

Ula 

Diciembre 2017

 

Si te ha gustado comparte en el link de arriba a la derecha :)