You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Entrevista a Thanh y Geoffroy de Callatay (Bélgica)

   Al final de este intenso año, le preguntamos a Thanh y Geoffroy (Comunidad de Bélgica) sobre su vida como familia servidora, sobre lo vivido con los niños y sobre las cosas que les ayudan para vivir como pareja cristiana y misionera en medio del mundo.

 

PREGUNTA A THANH: Este año habéis vivido muchas cosas como familia servidora, ¿podéis contarnos cómo vivís la fe en familia, cómo viven y comunican la fe los niños?

 

RESPUESTA DE THANH: Para nosotros es importante que los niños crezcan en la fe. La comunidad para nosotros es un ejemplo de fraternidad. Tenemos un momento de oración en familia por la noche. Los niños van a la misa con nosotros, y en nuestra parroquia, tanto los niños menores de 5 años como los niños de 6 a 12 años durante la liturgia de la palabra se reúnen a parte con sus catequistas para poder comprender el Evangelio desde su nivel. Nosotros a veces nos encargamos de la liturgia de la palabra de los niños. Nos damos cuenta de que los niños comprenden mucho del mensaje de Jesús. Por ejemplo un día que se leía el Evangelio de Emáus los niños hicieron un dibujo de ese Evangelio y Gaspard (su hijo pequeño, de 4 años) dibujó a Jesús con la cara marrón. La gente le preguntaba ¿Gaspard por qué has dibujado a Jesús con esa cara? Y él respondió que Jesús al resucitar tenía otra cara y que por eso los discípulos no le reconocían.

 

   Otro día me pasó con mi hijo mayor, Matthieu (de 8 años) que yo me había tomado 2 días de descanso porque estaba muy agotada y él justo se puso enfermo. El segundo día no podía más y quería salir de casa y darme una vuelta por la librería. El decía que no quería salir y le dije. Mira Matthieu mamá necesita salir un momento para ver los libros y aunque no te apetece quiero pedirte que hagas esto por mi, y ya verás como después de hacerme este regalo tú también estarás muy contento. Salimos y al volver me dijo, “mamá tenías razón, estoy muy contento de haberte hecho feliz”. Me dió mucha alegría porque Matthieu es un niño que no expresa mucho y que dijera eso en ese momento sé que significaba mucho para él. Con esto quiero decir que le doy gracias a Dios  por lo que nos permite vivir como familia.

 

PREGUNTA A GEOFFROY: ¿Tu puedes participar tambien en la oracion de por la noche, llegas a tiempo del trabajo?

 

RESPUESTA DE GEOFFROY: La oración que hacemos consiste en tres partes: PERDÓN, GRACIAS y POR FAVOR. Vamos hablamos con Jesús como si estuviera allí mismo presente en la habitación y los niños piden primero perdón por las pequeñas peleas con los amigos durante el día. Dan gracias, por ejemplo, porque uno de ellos ha recibido una galleta de un amigo y el ”por favor” consiste en pedirle a Dios algo, como ¨que pueda estar atento a los otros”, “que no me ponga malo” o cosas así. Es todo en un lenguaje muy infantil pero esta oración vivida en familia es un momento muy importante para nosotros.

 

PREGUNTA A THANH: ¿y vosotros también pedís perdón?

 

RESPUESTA DE THANH: A veces, pero no es facil. Por ejemplo yo digo: “mamá hoy le pide perdón a papá porque no le trate bien antes al decir esto...¨

 

RESPUESTA DE GEOFFROY: Ellos nos lo preguntan mucho, ¿cual es vuestro Perdón? y los niños también te preguntan ¿cual es tu “por favor”? Es parte de la dinámica de la familia, no solo hacer rezar a los niños, sino que ellos nos vean rezar de verdad también a nosotros.  

 

PREGUNTA A GEOFFROY: ¿Qué medios os han ayudado más como servidores este año?

 

RESPUESTA DE GEOFFROY: Yo he empezado este año una revisión de vida con otros dos hombres y dos misioneras. Me hace mucho bien, tener ese tiempo para pararme, para rezar juntos. Se ha convertido en parte ya de mi rutina y ahora si no tengo la revision del mes parece que me falta algo.

 

RESPUESTA DE THANH: Yo hace varios años que hago la revisión de vida, con tres servidoras y dos misioneras y para mí es una prioridad. Si decidimos una fecha en la agenda pase lo que pase yo la mantengo. Otro medio que me ayuda son los fines de semana de servidores donde nos encontramos con otras familias y con las misioneras. Algo nuevo es un compartir entre nosotros, como pareja, lo hacemos una vez al mes. Decidimos una fecha para hacerlo, tenemos un libro, ¨Le couple¨ y cada mes tenemos que leer un capítulo y el compartir empieza desde lo que nos ha tocado más del libro.

 

RESPUESTA DE GEOFFROY: Compartir sobre lo que hemos leído primero hace que sea un compartir muy profundo. Despues hablamos más sobre nuestros momentos fuertes de este mes, y de los más díficiles. Esto permite que podamos expresar cosas que no se hablan en la vida cotidiana y decirnos cosas que no se dicen en otros momentos porque en el día a día estamos ocupados con las cosas de la casa, de los niños, y no tienes tiempo de pararte para dialogar en profundidad, ni entre nososotros ni con el Señor. Este encuentro nos ha hecho crecer mucho como pareja, para conocernos mejor y conocer mejor el sitio de Jesús entre nosotros.

 

RESPUESTA DE THANH: Este momento de compartir aborda tanto momentos positivos como negativos y esto me recuerda una frase del evangelio de Mateo que dice que ningún de cabello de vuestra cabeza se perderá y que es por nuestra perseverancia que seremos salvados. Por ejemplo, cuando hablamos de las cosas dificiles: “me ha costado cuando me has hecho esto o no has respetado lo que habiamos decidido”, entonces aunque sea difícil ese momento comprendo que  ninguna petición de perdón, ningún esfuerzo se pierde, que todo Jesús lo recibe en su corazón.

 

   Nada va a la basura, es muy constructivo para nuestra pareja. Después de este compartir en pareja, hacemos un pequeño skype con las misioneras, para contar como ha ido este compartir y que nos den una mirada externa y todo eso ponerlo bajo la mirada de Dios. Son momentos muy valiosos.

 

PS. Para los que sabéis francés, os dejamos aquí abajo el link del video de la entrevista.

Las fotos de toda la familia que adjuntamos son del encuentro de servidores de Europa, que tuvo lugar en España el verano del 2015.

 

Fichiers HTML s!AlYvE-l3XWiztiAOp7k0MPt8g3xS (7 Ko)
UA84280771-1