You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Desde Roma para el mundo

Desde Roma para toda la comunidad y el mundo entero nos cuentan quiénes viven allí y cómo empezó la comunidad.

 

Ciao a tutti!

 

La comunidad de Roma la formamos, en este curso 2016-17, cinco misioneras: Isabelle, Paola, Berta, María Mercedes y Rosa (así como estamos en la foto, de izquierda a derecha). Vivimos en la zona Nordeste de la ciudad en dos lugares diversos: en un piso de un barrio llamado “il Tufello” y en la parroquia San Frumenzio.

 

Llegamos a Roma hace cinco años con la intención de vivir  una renovación espiritual sumergiéndonos  en el corazón de la Iglesia. Ya sólo con caminar por las calles se puede recorrer  la historia de la Iglesia, con sus luces y sus sombras, con las huellas que muchos santos han dejado.

 

Cuando llegamos, fuimos acogidas por una comunidad muy viva: la parroquia de San Frumenzio. Aquí hemos ido colaborando en algunas de las actividades: al principio en la casa de acogida para madres solteras y niños y después más en la pastoral de adultos, de niños y de jóvenes.

 

En este último año, nos hemos dedicado más a los jóvenes, y así, además de las actividades de la parroquia, hemos empezado a trabajar pastoralmente en la capellanía de la facultad de sociología de la “Sapienza”. Así, queremos llegar de modo sencillo y amistoso a los que desean conocer más a Jesús y el evangelio, o a quien quiere renovar y conocer de nuevo el sentido de su fe. Vamos pasando por los pasillos de la universidad, primero para conocer a los jóvenes y después para proponerles algunas actividades como convivencias, días de voluntariado, momentos de misión, o encuentros de oración.

 

Queremos ser en esta ciudad una pequeña luz que ilumine el camino de quien se puede sentir desorientado en la vida.

 

 “Queremos ser como un pequeño pesebre a la sombra del Coliseo

que recuerda y propone el Evangelio como camino de vida.”

 

Servidores de Roma

 

 

UA84280771-1