You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

No os dejaré huérfanos

 

 

“No os dejaré huérfanos, iré a vosotros” (Jn 14, 18)

 

El sábado 25 de febrero de 2017 hemos tenido un encuentro para jóvenes en nuestra parroquia de San Frumenzio. Queríamos juntos acercarnos al corazón de Dios y descubrir lo que Él siente por nuestras vidas.

 

 

Empezamos con un pequeño teatro representando la relación de amor de Dios con una joven. Dios la crea, le da la vida (representada en una cinta) y le enseña cómo vivir. Poco a poco esta joven deja a Dios, y decide vivir ella sola, sin Él. Pero jugando con la cinta, la vida, ella cae y se hace daño. Se enrabieta con la vida, la tira fuera. Dios se conmueve viendo el dolor de esta joven y con mucha ternura se acerca, la abraza, le besa sus heridas, las cura y de nuevo le confía la vida.

 

 

María Mercedes nos compartió sobre el Amor de Dios Padre para cada uno de nosotros.

Tuvimos un momento de oración, cada uno leyendo la Palabra de Dios y descubriendo lo que Dios, con su corazón de padre y de madre, quería decirnos personalmente. Después compartimos lo que nos había tocado.

 

 

Una joven abrió el corazón y con las lágrimas en los ojos  nos compartió su historia tan sufrida. Tiene 20 años y ya no tiene padre ni madre. El teatro la conmovió, sobre todo en el momento cuando Dios se acercaba de nuevo a la joven desilusionada por la vida.

 

 

Cuando yo escuchaba a esta chica, reconocí que este encuentro, Dios lo había querido y preparado por ella. Dios, conmovido frente a lo que ha vivido esta chica, y viendo su corazón herido y huérfano, ha querido acercarse a ella y abrazarla. “Yo no os dejaré huérfanos, iré a vosotros” (Jn 14,18). ¡Qué grande es que a través de nuestras vidas, Dios pueda acercarse a sus hijos y consolarlos!

 

 

¡Gracias Padre por compartirnos tus sentimientos frente a tus hijos!

¡Gracias por la vocación misionera que es expresión de tu consuelo!

 

 

Isabelle

 

 

 

UA84280771-1