You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Dapaong, la alegría por el grano de mostaza

Entramos en el quinto año de nuestra presencia aquí en Dapaong y damos gracias a Dios por todo lo vivido.

 

ALEGRÍA POR EL GRANO DE MOSTAZA

"El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo. En realidad, ésta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas." Mateo 13,31-32

 

Queridos hermanos y hermanas, querida familia.

Os deseamos un nuevo año lleno de gracia, que el Señor os colme de bendiciones y el amor no falte en vuestros hogares.

Entramos en el quinto año de nuestra presencia aquí en Dapaong y damos gracias a Dios por todo lo vivido y por todo lo que nos ha regalado: amor, alegría, padres y madres en la fe, hermanos, casas, capacidad de adaptación, fuerzas para trabajar y aprender un nuevo idioma, etc. Hoy también damos gracias a Dios por el regalo de este año: un grano de mostaza, ahora nos explicamos.

En noviembre del 2013 (hace mes y medio) tuvimos la primera convivencia de Servidores del Evangelio en África. Fue un momento histórico para la comunidad, Dios había preparado ese momento con mucho cariño y paciencia, era el momento oportuno. Aunque nos movilizamos para invitar a mucha gente, al final asistió un pequeño grupo de jóvenes, matrimonios y solteros adultos, hombres y mujeres. Fueron tres días preciosos donde nos parecía un sueño hecho realidad. Dios derramó su misericordia sobre los corazones africanos a través de nuestra pequeña comunidad de Servidores del Evangelio, pobres instrumentos en manos de Dios.

 

Hemos empezado dos escuelas de oración en dos parroquias. En una parroquia viene un grupito también muy heterogéneo y, en la otra, una chica, pero que viene con tantas ganas que no nos desanimamos, por ella lo ponemos todo. A través de las escuelas, poco a poco, van entrando en la experiencia de relación con un Dios cercano que te ama personalmente y al que tú también puedes amar. Están aprendiendo a familiarizarse con la Palabra viva de Dios que para ellos es un gran descubrimiento.

Además, este año tenemos más fuerzas y medios para invertirlos en las actividades del hogar de jóvenes-biblioteca donde se han pasado películas, se han hecho conferencias, tardes festivas y oraciones en las que van participando poco a poco más jóvenes. También es algo donde ponemos mucho amor y no faltan los detalles para que los jóvenes se sientan acogidos y amados por Dios a través de nosotras.

 

Pues de estos tres acontecimientos: la convivencia, las escuelas de oración y el hogar de jóvenes ha nacido un pequeño grupo de hermanos y hermanas en la fe que quieren seguir teniendo formaciones para profundizar su fe con nosotras. Las estamos teniendo todos los sábados y ayer fue precioso, además de tener la formación, nos fuimos a celebrar juntos la entrada en el nuevo año a nuestra casa y fue un momento de familia y crear lazos. Al final uno de ellos dijo que eso de ir a la casa, tomar algo y reírnos juntos podía ser todos los sábados. Ese es nuestro GRANO DE MOSTAZA que aunque pequeño, porque es de Dios se convertirá en un árbol.

Nos gustaría hermanos y hermanas que participárais de nuestra alegría y que rezárais para que este pequeño grano no se desanime, sobretodo en los momentos donde tenga que enterrarse y pudrirse para dar fruto, todos necesitamos la oración de unos por los otros, así que no nos olviden ¿vale?

 

Bueno familia, os queremos mucho, sabemos que estáís amando al Señor,  poniéndolo todo y eso no tiene precio. Contad con nuestras oraciones que, unidas a las de María, Dios las escucha.

Un beso muy fuerte.

 

UA84280771-1