You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Celebración 20 años Japón

VOSOTROS SOIS FAMILIA DE DIOS (EF.2,19)


Os queriamos compartir la alegria que hemos vivido la comunidad de Tokyo el pasado 21 de Marzo al celebrar en casa los 20 años de nuestra presencia misionera en Japón.Escogimos para este dia el lema "Vosotros sois familia de Dios" (Ef.2,19) como acción de gracias por el regalo que Dios nos ha dado a traves de  estos 20 años: !TENEMOS UNA FAMILIA EN JAPON! Queriamos dar gracias a todos los que han sido para nosotras de verdad  madres, padres, hermanos  e hijos,  sin los cuales no hubeiramos podido sobrevivir en tierras tan nuevas para nosotras como Japon.Con todos los que estuvieron presentes , y muy unidos a los muchos que no pudieron venir, compartimos en un clima muy casero la experiencia de cómo Dios en su Amor Misericordioso y Providente ha ido creando entre todos nosotros lazos de entrañable familia. Como las casa japonesas tienen puertas y paredes desmontables, lo que es normalmente una pequeña capilla se convirtio ese dia en una amplio espacio abarrotado de gente, signo de como Dios nos abre las puertas del corazon para  acogernos unos a otros.

 

Los que nos acompañaron en ese dia eran niños, jóvenes, adultos, matrimonios jóvenes, matrimonios con canas, sin poder faltar los padres de Momoko, y la madre y tias de Belen tambien nos acompañaron como representantes de nuestras familias; especial alegria fue la presencia de algunos que nos conocen desde la 1ª fundacion hace 30 años (cuando estuvo Rosa Martinez)...Con cada uno es para nosotras reflejo de una historia muy concreta, con fechas y lugares, donde Dios  ha manifestado su presencia amorosa y paciente.
Los que eran estudiantes de Bachillerato o 1ºaño de Universidad cuando los empezamos a conocer vinieron muchos ya casados trayendo a sus esposos/as y niños; los que eran madres/padres venian ya con sus nietos o hijo/a ya casados. Para algunos fue la oportunidad de traer por primera vez a su esposo e incluirlos en ese ambiente de familia en el que disfrutamos.Y, como no, la presencia de religiosas que nos acogieron hace 20 años y otras que han sido autenticas hermanas mayores apoyandonos de mil maneras en nuestro pequeño camino en la Iglesia de Japon.

 

Tras el primer saludo de bienvenida y agradecimiento a todos pudimos  por primera vez presentar nuestro 1º power point en japonés que recogia el camino de estos 20 años con todas las personas que nos han sostenido y caminado juntas. A lo que siguió el testimonio personal de la hermana de las religiosas Adoratices que nos abrio su convento recien llegadas desde el aeropuerto de Tokyo. A sus 89 años, encorvada y con un baston nos contagió ya con su sola presencia y sus palabras sobre el amor de Dios que nos unio como hermanas. Tambien nos compartiron su camino de fe Seiji y Naoko, una joven pareja que camina con la comunidad. Nos contaron cada uno su proceso hasta llegar al don de recibir el Bautismo y como luego se llegaron a enamorar y comprometerse en el sacramento del Matrimonio. Uno de los mas bonitos regalos de esta fiesta de Aniversario fue que su pequeña hija de un año, Satoko, recibio el Bautismo el dia anterior. Ellos nos explicaron que fue uan opcion consciente por darle a su hija lo que es mas valioso para ellos:la experiencia de crecer en el Amor de Dios en un clima de comunidad.

 

A continuacion leimos traducidos todos los mensajes que recibimos de felicitaciones de deferentes hermanos/as del mundo haciendonos sentir muy queridos mas alla de fronteras y distancias. Tambien hubo momentos para la sorpresa y el humor. Nos dieron a las veteranas de los 20 años una gigante tarjeta de felicitacion, donde una vid se veia llena de sarmientos con rostros de todos recortados de fotografias de estos años. Nos la entregó la hija de "Okaasan": nuestra madre japonesa, la señora que nos dejo durante muchos años nuestra 1ª casa en Tokyo, y cuya oracion ha sido hasta hoy nuestro mas seguro apoyo en cada paso dado. Fue un momento muy especial que su hija, pues ella se cayo dos dias antes, nos hablara en su nombre acompañada de su propia hija y su nieta de meses, como expresion palpable de una fe vivida de "generacion en generacion". Y el humor lo puso Seiji haciendo un test a los presentes para adivinar y recordar ciertas anecdotas o caracteristicas de la personalidad de las misioneras que nos hizo reir a todos.

 

Tambien estrenamos otra presentacion power point en japones para hacerles cercana la realidad de la familia grande de Servidores en su riqueza de paises , culturas y diferentes formas de pertenencia. Y concluimos, antes de empezar la celebracion festiva, ofreciendo un momento de oracion que fue el gesto de escribir cada uno su nombre en un trozo de cartulina que se fue uniendo como eslabones con todos los presentes hasta hacer una gran cadena la cual unimos en los brazos de Jesus para darle las  gracias por ser El la Fuente-Manantial, el que con su Amor une cada día nuestras vidas y que queria agradecer tambien a cada uno "cuando estuve sin casa, sin comida o sin saber comerla, sin palabras o balbuceando como un bebe, tú me abriste tu casa, me alimentaste, me esperaste a saber hablar entendiendo mis pobre balbuceos, me enseñaste delicada y pacientemente a conocer tus costumbres...y todo  ME LO HICISTE A MI". En esa cadena de eslabomes era muy bonito poder leer el nombre de cada uno de nosotros, como grabado de forma única e irrepetible y para siempre por la fuerza de su Amor que nos invitaba de nuevo a hacerlo cada dia mas real en medio de esta sociedad donde tantos no conocen el tremendo tesoro y trascendencia de sus vidas. Un amigo español de una de las misioneras que venia por primera vez nos dio un comentario que lo expresaba: " es la 1º vez que veo este tipo de ambiente tan abierto en Japon, me alegro mucho". La tarea nos abre a la historia que sigue en camino, todos los pasos y tarea que Dios nos abre para estos 20 proximos años...De muestra un boton es que la Conferencia Episcopal Japonesa nos ha pedido por 1º vez colaborar en la preparacion y participar en la JMJ en Madrid el año que viene, !Que mejor regalo de 20 años! y mas cosas que el Espiritu nos va abriendo pero eso ya lo conatremos en otro capitulo de la historia.

 

No queria acabar este compartir sin dar un GRACIAS MUY GRANDE por las hermanas que desde el año 2003 asumieron esta historia para continuarla como Servidores del Evangelio de la Misericordia, vocacion y llamada a la que le debemos mucho a nuestros nuestros hermanos de Japon para descubrirla y desearla con todo nuestro corazon en medio de tantas debilidades y pobreza. Nuestra presencia hoy en Japon sigue siendo en medio de mucha pobreza abrir con ella precisamente los muros y barreras de falsas seguridades e imagenes, aunar fuerzas con otros hermanos en la Iglesia, que  como esos eslabones cuidemos juntos de la vida de cada hermano. Nuestro futuro mas cecano lo tenemos en esos niños, hijos y nietos de los que han caminado hasta ahora con nosotras. ellos son nuestra esperanza de nuevas gerneraciones de Servidores de Japon, una sociedad cada mas abierta al mundo y sedienta de autenticos lazos de hermanos milia universal.

 

Y como no, seguimos rezando ahora que Dios haga sentir la llamada a estas tierras de Asia a muchos mas corazones, misiorneros/as, servidores etc dispuestos a descubrir tanto tesoro escondido en estos tan queridos hermanos nuestros.

UA84280771-1