¡Adelante por los sueños que están por venir!

Es un camino lleno de esperanza y algunos expresaron que les ayudó a valorarse más a sí mismos y a conocer a Jesús.

admin - 28 mayo, 2019
  • 0
  • ARGENTINA

Este año en Bariloche empezamos con un grupo misionero de preadolescentes entre 11 y 13 años llamado, “Amigos misioneros BRC”. Hubo unas madres que tenían la inquietud de que sus hijos tuvieran alguna contención de parte de la iglesia y tomando esa inquietud suya y la personal, sentía que era una edad clave y muy importante para los chicos, entonces así surge el grupo.

Todo este año se ha ido formando tanto la identidad de grupo como la identidad misionera. Fue un lindo camino ya que los chicos estaban llenos de alegría, entusiasmo y energía y pronto se animaban entre ellos para asistir al grupo cada sábado.

El lema de fondo era “tu vida es misión” y cada reunión se desarrollaba a través de un momento con Jesús, que le llamamos “Buenas tardes Jesús” y alguna dinámica del tema del día. Siempre había momentos de recreación y juegos, donde el futbol nunca faltaba, como buenos argentinos que son.

La primera salida que tuvimos de misión fue un día antes del día de la madre. Nos repartimos en grupos, tocamos las puertas de los vecinos y le entregamos a las mamás de cada casa una tarjeta con una palabra de Dios.

Para todos los chicos era la primera vez que lo hacían.
Otra salida fue a un hogar de ancianos, donde les llevaron algunas cosas que ellos mismos prepararon y fue impresionante ver cómo se acercaban de uno en uno o por grupos a los abuelos, los escuchaban y hablaban con ellos. Realmente fue una tarde preciosa porque fuimos testigos de la sensibilidad que tienen hacia los demás y como experimentaron la alegría de darse a los demás.

Es un camino lleno de esperanza y algunos expresaron que les ayudó a valorarse más a sí mismos y a conocer a Jesús. Otros contaban que descubrieron como les unen los momentos de oración y el compartir entre. Sabemos que esto es muy importante para su edad.

Ahora tenemos en proyecto ir de misión a un lugar que se llama “misiones”, al norte de Argentina, lejos de Bariloche, dentro de cuatro años.

Ha sido un año lleno de vida, y por eso damos gracias a Dios y os animamos a todos diciendo: ¡Adelante por los sueños que están por venir…!

Janet Mendoza, Comunidad de Bariloche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

admin¡Adelante por los sueños que están por venir!